El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Campaña "Por un Trabajo Digno y la Ratificación del Convenio 189 de la OIT"   "A 40 años del Golpe: memoria de mujeres"  
Contacto
 

Otros Países
Inscribete Aquí


 
 
Jóvenes y Sexualidad: Análisis a la Sexta Encuesta Nacional de Jóvenes PDF Imprimir E-mail
Jueves, 17 de Febrero de 2011 15:44

LeoLa Encuesta abarca un conjunto de temas que incluyen el perfil sociodemográfico de la juventud, la participación política, integración al mercado del trabajo, prácticas socioculturales y construcción de subjetividades.


 

Gobierno de Piñera guarda silencio. Frente a la Sexta Encuesta Nacional de Jóvenes.

Por Leonardo Arenas, columna publicada en El Siglo (31 de enero, 2001)

Quien no habrá escuchado eso de: “… en mis tiempos las cosas no eran así… es que ahora la juventud está más suelta…” y claro, estamos en una época que ha sido construída por la mediatización de los medios de comunicación y en donde la sobreexposición de la erotización, tanto para vender un producto (sea un auto o cigarrillos) como para alcanzar altos ratings (telenovelas nocturnas o realities en donde importa saber quien se acuesta con quien) no había tenido parangón en la sociedad. Pero de ahí a decir que la juventud está pérdida en la tríada del sexo, drogas y rock’n’roll hay una tremenda distancia.

A fines del año pasado, el Instituto Nacional de la Juventud –INJUV- dio a conocer los datos finales de la Sexta Encuesta Nacional de Juventud. Hay que recordar que en noviembre de 2009, es decir, a pocos días de la elección presidencial, el entonces director de INJUV dio a conocer algunos datos preliminares que recien conocimos un año después; al parecer fue una estrategia comunicacional para demostrar que esa repartición existía y hacía su trabajo, aunque las declaraciones del personero de turno fueron desmentidas a posteriori por el estudio en cuestión.

La Sexta Encuesta abarca un conjunto de temas que incluyen el perfil sociodemográfico de la juventud, la participación política, integración al mercado del trabajo, prácticas socioculturales y construcción de subjetividades. Ignacio Naudon, actual Director Nacional de INJUV, al presentar la publicación relevó el grado de endeudamiento juvenil que se sitúa en un 50.6% de las/os encuestadas/os, siendo mayor en las mujeres y en el sector socioeconómico medio; siendo estas deudas asociadas al consumo, principalmente con casas comerciales (57.3%) y tarjetas de crédito (33.7%). Un 16.1 % tiene deudas que se relacionan con educación. Pero nuestro análisis va por las temáticas que hemos abordado anteriormente en estas páginas y que dicen relación con la sexualidad, prevención del VIH y educación sexual.

¿Cuáles son las prácticas sexuales de nuestros jóvenes al fin de la década?

Son más precoces, es decir, las/os adolescentes se están inician en prácticas sexuales penetrativas antes que sus antepasados; por lo menos, lo de la generación anterior y de los cuales tenemos estudios validados. La edad promedio de iniciación sexual ha bajado de 17 años en la Quinta Encuesta Nacional de Juventud, a 16.7 años en este último estudio, produciéndose una baja en los varones de casi 0.5%, mientras que en las mujeres de un 0.8%. Un 86.3% de las/os adolescentes reconocen haberse iniciado sexualmente antes de los 19 años; pero un 18.1% de los varones y un 10.9% de las mujeres reconocen haberse iniciado antes de los 15 años; siendo los niveles socioeconómicos D y E los que presentan inicios sexuales más precoces “…ello permite dar luces respecto de la población prioritaria hacia la cual deberían orientarse los programas educacionales dirigidos a fortalecer los mensajes de autocuidado y de educación sexual, no obstante el tema amerite ser tratado en relación a la población joven en su conjunto, con prescindencia de su nivel socioeconómico…”[1]

Se mantiene la tendencia respecto del vínculo con la pareja que se iniciaron sexualmente, una alta proporción declara que es el pololo o la polola (70.3%) seguido de andante (12.4%) y amiga/o (11.3%). Al examinar por género se determinan algunas diferencias significativas: las mujeres en un 83.7% declara su inicio con el pololo, mientras que los varones lo hacen sólo en un 57.4% con porcentajes más altos con “andantes” o “amigas”.

Bajo nivel de uso de anticonceptivos y alto desconocimiento de formas de transmisión del VIH.

Se sigue observando un bajo nivel de uso de métodos anticonceptivos en la primera relación y aunque hay un alza respecto de la encuesta anterior, aún existe un 48.6% de las/os adolescentes que no los utiliza. De los métodos usados, el más declarado es el condón (85.7%) seguido de la píldora anticonceptiva (19.1%) y el coito interrumpido (1.3%). Y son usado preferentemente en prevenir embarazos (90.6%), proteger del VIH y Sida (39.4%) y de otras ITS (37.8%). Mayoritariamente son comprados en farmacias (70.0%), proceden del Consultorio (11.4%) o son proporcionados por la pareja (10.0%). Al desagregar por nivel socioeconómico, las diferencias se hacen más patentes. Las/os jóvenes pertenecientes a los grupos de alto nivel socioeconómico, de localización urbana y nivel educativo superior, son quienes más declaran uso de métodos anticonceptivos por sobre los grupos caracterizados como C3, D y E.

Respecto del conocimiento de las formas de transmisión y prevención del VIH y Sida, si bien existe un conocimiento válido respecto de relaciones sexuales sin condón o transfusión sanguinea, también se declaran formas erróneas de transmisión: un 51.5% declara que se transmite compartiendo objeto de higiene personal con Personas Viviendo con VIH (PVVIH), un 22.7% compartiendo baños públicos con personas homosexuales o PVVIH, un 7.3% bañándose en piscinas públicas y un 5.7% compartiendo comidas con PVVIH, lo que podría implicar prácticas discriminatorias en el diario vivir.

Sólo un tercio del total de la población jóven se ha realizado el test de VIH, siendo las mujeres (42.2%) más que los varones (20.9%). En el grupo etareo entre 15 y 19 años, sólo un 11.6% se ha realizado el test para VIH, fundamentalmente por control de embarazo. Un 6.6% del total de las/s jóvenes declara que se ha realizado el test para ingresar a un trabajo, de los cuales un 2.3% corresponde al tramo entre 15-19 años, lo que transgrede el artículo séptimo de la Ley Nº19.779 que prohibé la solicitud de test de VIH para postular o permanecer en un trabajo.

Frente a estos datos, el Instituto Nacional de la Juventud no ha tenido un pronunciamiento claro, salvo las declaraciones de la Subdirectora en agosto pasado, en donde daba a conocer que se estaba elaborando una política de educación sexual basada en la abstinencia y la pareja única. Pero una señal de lo que podría venir es que el comentario del capítulo sobre Sexualidad, lo realiza la Dra. Pilar Vigil de la PUC y que ha sido la principal promotora del Programa “TeenStar” que promueve la abstinencia hasta el matrimonio y que ponen énfasis en las enfermedades que pueden provocar una relación sexual más que en el placer que es lo que guía a tener este tipo de encuentros. En la “nueva forma de gobernar”, al parecer, se promoverá la castidad.

[1] Gobierno de Chile. Ministerio de Planificación. Instituto Nacional de la Juventud. Sexta Encuesta Nacional de Juventud. 2010. Pág. 261

 

Comentarios  

 
# solicitud 14-10-2011 21:14
hola soy estudiante de maestria en la universidad de queretaro, ustedes me podrian proporcionar el instrumento que se utilizo en la encuesta para valorar los conocimientos sobre sexualidad en adolescentes. gracias por su atencion
Responder
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar